"Ciertamente, es viva la Palabra de Dios y eficaz,
y más cortante que espada alguna de dos filos.
Penetra hasta las fronteras entre el alma y el espíritu,
hasta las junturas y médulas;
y escruta los sentimientos y pensamientos del corazón."
Hebreos 4,12


Regreso a la página principal
www.catolico.org