top of page
  • Foto del escritorFr. Jordi Rivero

Alerta y Despierta a Mi Pueblo


Primera Parte: Gemidos con Cristo 1 Corintios 5,1-8 “Se oye decir en todas partes que hay entre vosotros un caso de inmoralidad; y una inmoralidad tal que no se da ni entre los gentiles: uno convive con la mujer de su padre. 2¿Y vosotros seguís tan ufanos? Estaría mejor ponerse de luto y expulsar de entre vosotros al que ha hecho eso. 3 Pues lo que es yo, ausente en el cuerpo, pero presente en espíritu, ya he tomado una decisión como si estuviera presente: reunidos vosotros 4 en el nombre de nuestro Señor Jesús, y yo presente en espíritu, con el poder de nuestro Señor Jesús 5 entregar al que ha hecho eso en manos de Satanás; para destrucción de la carne, a fin de que el espíritu se salve en el día del Señor. 6 Ese orgullo vuestro no tiene razón de ser. ¿No sabéis que un poco de levadura fermenta toda la masa? 7 Barred la levadura vieja para ser una masa nueva, ya que sois panes ácimos. Porque ha sido inmolada nuestra víctima pascual: Cristo. 8 Así, pues, celebremos la Pascua, no con levadura vieja (levadura de corrupción y de maldad), sino con los panes ácimos de la sinceridad y la verdad. San Pablo amonesta a los cristianos de Corinto porque actúan desde el espíritu de crítica que San Pablo llama "arrogante" (“ufano”) (5:2), "engreído" (5:6) y la "levadura de corrupción y maldad" (5:8). San Pablo ve la impureza de sus intenciones. Están condenando y juzgando al pecador sin un profundo duelo de corazón por la muerte del alma de su hermano porque les falta amor: "¿No deberían ponerse de luto?" (5:2) Escucha Mis gemidos 77. —Diario de una MDC. P.225 ¿Puedes escuchar Mis gemidos que surgen de lo más profundo de Mi Corazón Crucificado? Los gemidos de Mi agonía de amor. Escucha Mis gemidos de amor (11/3/12). Tabernáculo vivo de Dios 78. —Diario de una MDC.[1] P226 Ser UNO conmigo significa que te conviertes en el tabernáculo vivo de Dios. Mi Corazón, palpitante y amoroso, vive en ti siendo uno contigo. Sientes Mis dolores y participas de Mis gemidos para que se realice la transformación de la humanidad en AMOR. Ejemplo: El episodio de Los Elegidos en el que un fariseo escucha a Jesús enseñar a la multitud, pero está atrapado en sus propias percepciones, entendimientos, dureza de corazón y por eso llama a los oficiales romanos a arrestar a Jesús. Sin embargo, Jesús lo mira con “ternura en misericordia” que fluye de los gemidos de Su Sagrado Corazón. Es ante todo porque el Corazón de Jesús sufre los intensos gemidos de la condición de los corazones de los fariseos por lo que Él puede decir la verdad con sinceridad y valentía: En Mateo 23: 13-36, Jesús pronuncia la palabra “hipócrita” 6 veces confrontando la oscuridad en los corazones de los fariseos. También usa "guías ciegos", "sepulcros blanqueados", "huesos de muertos" encarándose directamente con ellos. Habla con AMOR la verdad: 27 ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas, que os parecéis a los sepulcros blanqueados! Por fuera tienen buena apariencia, pero por dentro están llenos de huesos de muertos y de podredumbre; 28 lo mismo vosotros: por fuera parecéis justos, pero por dentro estáis repletos de hipocresía y crueldad. Las palabras de San Pablo, en la carta a los corintios mencionada al inicio de esta enseñanza, muestran su virilidad restaurada en Cristo movida por el Espíritu de amor. También amonesta severamente tanto a la comunidad como al pecador: “entregarás a este hombre a Satanás para la destrucción de la carne” (5: 5). Excomulga al hombre. Esto puede parecernos muy duro, pero el castigo severo fue para humillar al hombre, para lograr la domesticación y erradicación de sus concupiscencias para que su espíritu pudiera salvarse. Fue una disciplina para DESPERTAR llevada a cabo con profundo dolor por quien ha muerto. San Pablo actúa con la autoridad del Espíritu Santo sabiendo que este pecado tiene su raíz en los desórdenes sexuales que eran comunes entre los paganos de esa cultura. Si esta "mala hierba" se extendiera por la nueva comunidad cristiana en Corinto, los destruiría. San Pablo desea la salvación de este hombre y la protección de la comunidad cristiana. San Pablo actúa en la verdad que es lo que menciona William Barclay en su comentario de la Biblia, La disciplina debe ser ejercida por el bien de la Iglesia. Cerrar los ojos ante la ofensa no siempre es algo bueno; puede ser dañino. Se debe arrancar una maleza antes de que dañe todo el terreno. La disciplina nunca debe ejercerse para la satisfacción de quien la ejerce, sino siempre para curar al que ha pecado y por el bien de la Iglesia”. San Pablo defiende y protege a la Iglesia y también les proporciona la orientación y la formación que necesitan por medio de su “sinceridad y verdad” (5:8). San Pablo actuaba con la autoridad de Dios porque lo movía la pura intención del amor; amor por la salvación de cada alma cristiana y por la nueva Iglesia en Corinto. El amor lo movió a proveer, defender y proteger. [1] Cf. Mc 8,31-38.



Jesús nos llama a alertar y despertar comenzando por nosotros mismos. Unidos a los gemidos de Jesús actuamos en la verdad con amor.

Segunda Parte:

10/15/20

Alerta y despierta a Mi pueblo en el Espíritu de Amor

En los "recovecos más profundos" de nuestros corazones están nuestras intenciones. La Espada del Espíritu, Jesucristo, desea exponer nuestra verdadera intención; desnudarnos para nosotros mismos y Dios; una intención que ya no está velada por la falsedad: mentiras, deseos desordenados, miedos, malicia, maldad.

“Aparta de mí el camino de la mentira” Salmo 119

Este episodio de la vida de san Pablo revela sus intenciones de corazón y las de los cristianos de Corinto. San Pablo, actuando en Cristo como “espada del Espíritu”, expone las intenciones del pueblo y al mismo tiempo es testigo del amor puro como hombre transformado en Cristo.

Comparación entre:

El espíritu de amor y el espíritu del mundo

Espíritu de Amor

“En cambio, el fruto del Espíritu es: amor, alegría, paz, paciencia, afabilidad, bondad, lealtad, modestia, dominio de sí.” (Gálatas 5:22-23)

"No seamos vanidosos, provocándonos unos a otros, envidiándonos unos a otros." (Gálatas 5:26)

Tendencias ordenadas

Sinceridad y verdad- Transparencia, abierto y totalmente expuesto a Cristo, lágrimas de duelo (gemidos) por mi miseria personal y por la de los demás (“En los gemidos puros de Cristo no hay crítica, murmuración, envidia, resentimiento, solo amor” Héctor Ramos), silencio

VS.

Espíritu del mundo

Las obras de la carne son conocidas: fornicación, impureza, libertinaje, 20 idolatría, hechicería, enemistades, discordia, envidia, cólera, ambiciones, divisiones, disensiones, rivalidades, 21 borracheras, orgías y cosas por el estilo. Y os prevengo, como ya os previne, que quienes hacen estas cosas no heredarán el reino de Dios. (Gálatas 5:19-21)

Tendencias desordenadas

malicia y maldad: murmurar, chismear, esconderse, quejarse, criticar, juicios sin duelo

≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈

El hipócrita tiene espíritu del mundo, pero pretende tener espíritu de amor. Mantiene sus intenciones ocultas incluso para sí mismo y, por supuesto, para Dios. Vive en la NEGACIÓN y, por lo tanto, atrapado en su propia oscuridad, encadenado a su propia mentira, no puede ser liberado.

¡Jesús nos enseñó a “vivir envueltos en el don del autoconocimiento”, y de esta manera, en un ESTADO PERMANENTE DE ARREPENTIMIENTO! Para vivir en los gemidos de Cristo, debemos vivir en los gemidos de nuestra miseria. Una prueba de fuego para saber si realmente estamos viviendo El Camino Sencillo guiados por el Espíritu Santo es si nos encontramos cada vez más en un estado permanente de profundo arrepentimiento. El dolor de nuestro corazón al conocer y sufrir nuestra miseria se expresa en continuos gemidos. Cuando nos sentamos ante nuestro Señor en adoración y las lágrimas de nuestro corazón salen a la superficie debido a nuestra incapacidad de amar incondicionalmente con intenciones puras, entonces hemos llegado a conocer los gemidos de Cristo por nosotros y podemos vivir Sus Palabras, "RECIBE MIS LÁGRIMAS".

Nunca debemos separarnos de la humanidad. No podemos leer Gálatas 5 y ver a otros en la categoría del "espíritu del mundo" y a nosotros mismos en la categoría del "fruto del Espíritu". Eso es hipocresía. Debemos vivir sabiendo que el espíritu del mundo está en cada uno de nosotros y que incluso si hemos crecido mucho en el espíritu de Amor, podemos fácilmente volver a caer en el espíritu del mundo; esta es nuestra miseria.

Preguntas que pueden exponer la condición de nuestro corazón:

• ¿Me resulta difícil confrontar a los demás con la verdad, ser sincero y transparente? Específicamente, ¿con quién? ¿Por qué?

• Cuando los pecados y los desórdenes en los demás me hieren ¿siento un dolor intenso por ellos o es mi tendencia a juzgarlos, condenarlos, me enfado, resiento, me frustro, me separo de ellos?¿Tengo la capacidad de ver ese mismo pecado que me hirió en mí mismo?

Esto revela la condición de mi propio corazón: la oscuridad del mal o la luz del amor. SÓLO cuando soy capaz de ver mi propia oscuridad, la Luz de Cristo puede penetrarme y liberarme. Tengo que estar dispuesto a exponerme ante Dios y ante mi mismo.

LIBERTAD

San Pablo dice en Gálatas 5:1: “1 Para la libertad nos ha liberado Cristo. Manteneos, pues, firmes, y no dejéis que vuelvan a someteros a yugos de esclavitud.”

¿Qué es, entonces, la verdadera libertad? Es vivir cada vez más en el Espíritu de Amor. San Pablo se lo explica a los gálatas de esta manera: “13 Pues vosotros, hermanos, habéis sido llamados a la libertad; ahora bien, no utilicéis la libertad como estímulo para la carne; al contrario, sed esclavos unos de otros por amor. 14 Porque toda la ley se cumple en una sola frase, que es: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo.” (Gálatas 5: 13-14)

¿Cómo llegamos entonces a vivir en libertad? ¡Solo crucificando nuestra carne con sus pasiones y deseos (Gálatas 5:24)!

El Señor nos ha bendecido con muchas enseñanzas ungidas. Podemos recibirlas y entenderlas en nuestra mente, pero no se vuelven carne de nuestro corazón hasta que luchamos por vivirlas. La razón por la que es tan difícil para nosotros es que debemos estar dispuestos a someternos a la crucifixión de nuestra carne, que es la muerte de nuestras tendencias desordenadas, deseos, incluso buenos deseos, expectativas y así sucesivamente.

LOS PROFETAS HAN DE ADVERTIR Y DESPERTAR AL PUEBLO DE DIOS

Como Madres y Misioneros de la Cruz se nos ha confiado una misión profética. Jesús nos ha pedido no solo orar por los demás, sino también advertirles y sacar a la luz la oscuridad que Satanás quiere mantener oculta.

Ezequiel 33: 7-9

A ti, hijo de hombre, te he puesto de centinela en la casa de Israel; cuando escuches una palabra de mi boca, les advertirás de mi parte. 8 Si yo digo al malvado: “Malvado, eres reo de muerte”, pero tú no hablas para advertir al malvado que cambie de conducta, él es un malvado y morirá por su culpa, pero a ti te pediré cuenta de su sangre. 9 Pero si tú adviertes al malvado que cambie de conducta, y no lo hace, él morirá por su culpa, pero tú habrás salvado la vida».

Profecías

–Día de los Caídos, 31/5/2010

Tú, mi nación de los Estados Unidos, me has abandonado a mí, tu Dios. Has hecho del materialismo tu dios. Han hecho de ustedes su propio Dios. Mataste a Mis pequeños inocentes y su preciosa sangre clama a Mí. Has apartado tu rostro de Mí. Ahora apartaré Mi rostro de ti durante el tiempo del gran castigo. Hija Mía, levanta Mi ejército de santos. Debes dar Mis palabras de advertencia, porque yo, tu Señor y tu Dios, te amo. Debes decirles que abran los ojos al Amor Crucificado; que se unan al Amor Crucificado, porque sólo así el poder de Mi Cruz triunfará sobre el mal que prevalece.

· ... irás con el P. Jordi a decir la verdad de todo lo que te digo, advirtiendo a Mi pueblo y llamándolos al arrepentimiento antes del tiempo de Mi visitación. Los llamarás para que entren a la seguridad de Mi Cruz, que es el único lugar donde están a salvo de la oscuridad que los rodea y quiere consumirlos. –2011

6/7/11 Nuestro Señor me pidió que leyera Jeremías 6. Luego dijo:Hija mía, es hora de que todos Mis profetas elegidos salgan a la luz. Has sido elegida, escogida a dedo por el Padre, para estos tiempos decisivos. Lamento la justicia de Dios ante ti. Se acerca el tiempo de la gran y horrible destrucción, pero pocos están preparados. Mis profetas elegidos sufrirán mucho. ¿Estás dispuesta a hablar Mis palabras, hija Mía? ¿Estás dispuesta a ser crucificada siendo UNA conmigo? El tiempo está cerca, pero el mundo duerme. Mis hijos escogidos que fueron llamados a poner a salvo a mi pueblo dormitan en el pecado de su pereza y arrogancia. Hija mía, el camino hacia una nueva vida es muy estrecho. Es el madero de Mi Cruz. Deseo que tú y el Padre (Jordi) adviertan a Mi pueblo, especialmente a Mis hijos, de la destrucción que se avecina, y los llamen a despertar por medio del arrepentimiento de sus muchos pecados. Llámenlos a ser Mis víctimas de amor. Llámenlos al martirio por amor a Mí. Llámenlos a la santidad. Hija mía, pocos escucharán, pero están llamados a ser Mi voz en este desierto.

Ellos (los Misioneros de la Cruz) sacarán a la luz la oscuridad escondida en lo profundo de los corazones de Mis hijos elegidos. Predicarán Mi amor y misericordia mientras aún haya tiempo, llamando a cada uno al arrepentimiento. –2010.

Mensaje para AC –Fiesta de San Pablo de la Cruz 20/10/12

Yo los formé (AC), los entrené, los vestí para ser Mis profetas de luz para advertir y despertar a Mi pueblo antes de que el horrible día del juicio caiga sobre ustedes. Habrá llanto, gemido y rechinar de dientes en sus calles. La oscuridad del mal los cubrirá. Estén preparados cuando sucedan estas cosas de las que les hablo. No dejen que el ladrón los agarre desprevenidos. Crean, son Mi pueblo, pequeños Míos, sostenidos en la palma del Padre. Crean que soy uno con ustedes, la luz del mundo, Mis hostias vivas. Crean, para que Mi Luz brille a través de ustedes para penetrar la oscuridad que consume al mundo. Crean en el poder de Dios obrando a través de Su fuerza oculta. Amen y sigan sufriendo TODO, como uno conmigo en Mi sacrificio de amor, para entrar preparados con la armadura de Dios a la más encarnizada batalla que se avecina. No se avergüencen de Mis palabras (Marcos 8: 38) y compartan con muchos el tesoro del Cielo que les ha sido confiado (El Camino Sencillo de Unión con Dios). Terminen Mi Camino y, siendo Mis Heraldos de la Esperanza, enséñenlo a toda voz.. Esta es su misión. Respondan con gran celo y valentía de corazón, como Mis guerreros de amor, para estos tiempos decisivos.

ความคิดเห็น


bottom of page