top of page
  • Foto del escritorFr. Jordi Rivero

Pocos Permanecerán Fieles


Dios, en Su infinita bondad, vencerá a la bestia con las pocas pequeñas víctimas puras de amor. Mensaje del 4/enero/2022
Pequeña mía, se acerca el tiempo de la gran persecución a Mis seguidores. Yo, como hice con Mis apóstoles, discípulos, Madre y amigos, os estoy preparando para esta hora difícil. Pocos permanecerán fieles, pequeña Mía. Judas Me traicionó porque sus pasiones no habían sido purificadas. Su celo por sus deseos, poder y riquezas oscureció su alma para que Satanás pudiera manipularlo.
Esto es lo que volverá a suceder en la hora final. Seré traicionado por los más cercanos a Mí, Mis almas consagradas, porque la oscuridad dentro de sus corazones no ha sido purificada y Satanás los engañará hasta que sea demasiado tarde. Mi pequeña comunidad de Amor Crucificado también sufrirá esta devastación porque no todos han escuchado y respondido a Mi voz preparándolos para estos tiempos difíciles.
Permaneced en el Inmaculado Corazón de María en silencio y oración meditando las palabras que os he dicho, y tendréis la pureza de corazón para perseverar hasta el final
Anima a Mi granito de mostaza a perseverar viviendo el Camino Sencillo en el cual continúo guiándoos.
A. ¿Cuáles son las dos fuerzas que se libran en la batalla decisiva?Mark Mallett lo expresa de forma sencilla y clara en su blog del 5/enero/22:
Poderosos poderes económicos y políticos
empeñados en reducir y controlar a la población
VS.
Los que defienden la vida, la dignidad y la libertad.
No podemos servir a dos señores. Cada uno de nosotros debe elegir de qué lado de esta batalla estamos. El Señor ha sido muy claro en Sus mensajes para nosotros de que solo Sus seguidores serán perseguidos. Continuamente nos hace saber que pocos permanecerán fieles. ¿Por qué? Porque sus seguidores son aquellos que están dispuestos a negarse a sí mismos, es decir, aquellos dispuestos a negar sus deseos, incluidos los buenos deseos de mantener un empleo, las comodidades de la vida, los apegos a muchas cosas, etc. para tomar su Cruz y seguirlo para ser crucificados.
El Señor nos está haciendo saber de antemano que Él será traicionado nuevamente por aquellos más cercanos a Él debido a la oscuridad que permanece en sus corazones. También deja claro que los que perseveren hasta el final serán los que permanezcan en el Inmaculado Corazón de María en silencio y oración y posean un corazón puro.
En el 2020 el Encuentro de AC fue el 1.er clavo de la crucifixión, la purificación de nuestros deseos. Era el comienzo de la pandemia. Qué providencial que Dios en Su infinita bondad nos estuviera llevando a la muerte de nuestros deseos, expectativas y apegos. Una purificación muy difícil que muchos de nosotros estamos viviendo desde hace dos años. Sin esta muerte a uno mismo, no podemos perseverar como almas víctimas de Dios, uno con el Crucificado.
B. – 1.er Clavo de nuestra crucifixión interior, Purificación de nuestros deseos
Encuentro A.C. 2020, 2.ª Reflexión
1– La purificación de tus deseos —Diario de una MDC. 63.
La purificación de tus deseos es la primera etapa de purificación en Mi Sagrado Corazón. Comienzas a actuar solo de acuerdo a Mis deseos y no los tuyos. Ya no haces lo que quieres hacer, ni vas a donde quieres ir, sino que ahora solo vas a donde Yo te llevo. Eliges vivir cada día según lo que es más difícil, y no lo que es más fácil. Esto requerirá una mayor disciplina de tu voluntad, un mayor silencio y quietud del alma en Mí.
Al leer estas palabras nuevamente esta semana, palabras que fueron dadas por el Señor en el 2014, tomaron una nueva perspectiva después de dos años de la pandemia y el "reinicio" del Nuevo orden Mundial con su agenda anti-Evangelio contra la vida, dignidad y libertad. Muchas personas ya no pueden hacer lo que quieren hacer ni ir a donde quieren ir a menos que hayan recibido la vacuna de ARNm. Pero el Señor nos estaba preparando como Sus almas víctimas haciéndonos saber, como lo hizo con Pedro, que iremos solo a donde Él nos lleve. ¿Adónde nos está llevando? A la Cruz para ser perseguidos con Él, para participar del Amor Divino siendo uno con Su sacrificio de amor para ganar esta batalla y dar paso al Reino del Inmaculado Corazón de María con el Reino del Espíritu Santo y el Reino Eucarístico de Jesús.
30/9/19
Mis apóstoles, al principio, no pudieron recibir el misterio del plan de salvación de Dios que abre el pasaje para entrar en Dios a través de Su Hijo, porque sus deseos y expectativas mantenían sus mentes y corazones veladas al conocimiento del amor de Dios, pero cuando sus expectativas y los deseos se desintegraron y sus corazones se humillaron con dolor, el Espíritu Santo pudo comenzar a revelarles el Misterio del Amor Divino encontrado en la Cruz y a través de la Cruz. Hasta el día de hoy, el Misterio de la Cruz continúa oculto a la mayoría de las personas porque no están dispuestos a permitir que el Espíritu traspase su orgullo, control, terquedad, planes y personalidad.
2– Los apóstoles estaban "abrumados por el dolor" (Mt 17,23) porque Jesús, por segunda, vez les dijo que matarían y que resucitaría al tercer día (17,22). Estaban abrumados por el dolor porque realmente habían llegado a conocer a Jesús como el Mesías, el Hijo de Dios, y habían llegado a amarlo, pero su dolor aún no estaba completamente purificado. Las intenciones de sus corazones aún no eran puras; por lo tanto, el amor de ellos aún no era filial, amor puro.
El dolor de ellos es "abrumador" porque un proceso muy doloroso de purificación realmente estaba teniendo lugar en sus corazones: "la circuncisión del prepucio de sus corazones" (Deuteronomio 10,16). Los discípulos tenían sus deseos y expectativas sobre Jesús. Tenían sus propios deseos de lo que debería ser la vida ministrando con Jesús. Sus deseos y expectativas eran realmente buenos.
Estos son buenos deseos, planes y expectativas humanas, pero los caminos de Dios no son los caminos de los hombres: “«¡Aléjate de mí, Satanás! Porque tus pensamientos no son los de Dios, sino los de los hombres».” (Mc 8,33). Sus corazones necesitan pasar por el doloroso proceso de la circuncisión de sus deseos. Los deseos profundos de sus corazones están siendo "extirpados", crucificados, ejecutados, y esta muerte personal en lo profundo de sus corazones los está abrumando de dolor. Sin embargo, esta dolorosa muerte de sus deseos y anhelos más profundos es el único medio para llegar al AMOR PURO. Este es el primer clavo de crucifixión con Jesús.
La extirpación quirúrgica del prepucio de un niño es dolorosa. Nuestros deseos son el prepucio de nuestros corazones. El médico divino viene a cortar este prepucio que mantiene a nuestros corazones atados a nuestro "yo" y no a Dios. Cuando se quita el prepucio, el niño siente una mayor sensibilidad. Esto también es lo que les sucede a nuestros corazones: cuando se quita el prepucio de nuestros deseos, nuestros corazones se vuelven más sensibles a Dios; tienen una mayor capacidad para conocerlo y entender sus caminos. Nuestros corazones se vuelven más apegados a Dios, capaces de vivir en mayor CONFIANZA y ABANDONO a Su Voluntad.
Nosotros también tenemos muchos buenos deseos, pero están apegados a nuestra voluntad y ego:
  • Deseos de liberar nuestros seres queridos de sus opresiones, sanar sus heridas y desórdenes y liberarlos para que nos amen. Queremos que nuestros deseos se cumplan a nuestra manera – nadie quiere la cruz y el sufrimiento que otros nos causan, así que controlamos, insistimos, presionamos, tiramos y forzamos para tratando de cambiar a los que amamos. “El amor no busca su propio interés " (1 Cor 13, 5)

  • Si nuestros deseos aún están apegados a nuestra forma de vida, comenzaremos a elegir y desechar las palabras de Dios que nos ha hablado para prepararnos como Sus víctimas guerreras para esta batalla. Buscaremos otras voces para justificar nuestros deseos de salvarnos y descartaremos las palabras que nos desafían a sufrir siendo uno en el sacrificio de amor de Cristo. Así como muchos católicos eligen lo que quieren seguir y descartan el resto, principalmente las enseñanzas de la Iglesia sobre la sexualidad, el control de la natalidad, el aborto y todas las enseñanzas difíciles que requieren sacrificio y muerte a nuestras pasiones y deseos de la carne, nosotros también en AC podemos empezar a escoger y elegir solo lo que se ajuste a nuestros deseos.

Este es el mismo proceso doloroso que ahora nos está pasando a cada uno de nosotros en la Comunidad de Amor Crucificado. Cada uno de nosotros entramos con nuestros propios deseos y expectativas de cómo sería la vida como pequeñas almas víctimas de Dios. Hemos vivido muchos años de mucha alegría, de reunirnos y disfrutar los unos de los otros. A los Misioneros de la Cruz les ha encantado la idea de ser los “boinas verdes” de Dios. Se han sentido honrados, fuertes e importantes siendo la élite del ejército de Dios. Como Madres de la Cruz, nos ha encantado la belleza de nuestro traje de novia místico oculto y estar asociadas con la Madre Dolorosa. Sin embargo, como los apóstoles y todos los santos de Dios, las intenciones de nuestro corazón necesitan pasar por el doloroso proceso de purificación.
Si vivimos este "dolor abrumador", esta muerte interior, sin tener nuestra mirada puesta en la misericordia, la bondad y el poder de Dios, y sabiendo que sus caminos son perfectos y dan nueva vida, entraríamos en una tristeza opresiva, porque nuestros ojos estarían fijos en nosotros mismos y no en Dios.
La única forma de vivir este "dolor abrumador" es como lo hizo María: en el conocimiento de quién es Dios.
En la fiesta de la Inmaculada Concepción, 8/diciembre/21, en la que todos renovamos nuestra consagración a María y al Espíritu Santo como uno solo, la Santísima Madre nos dijo:
Dios, en su inmensa bondad, os está preparando ahora para vivir consumidos en mi Inmaculado Corazón por el fuego del Espíritu Santo que es uno en Cristo crucificado en el abrazo del Padre, para conocer y gustar, en diferentes grados según cada alma, el éxtasis de Vida Divina vivida en la tierra…
P. Jordi explica la obediencia al papa:
¿Qué postura puede tomar un católico cuando no puede conciliar su conciencia con algo que el Papa hace o dice, como el caso de su carta felicitando a una religiosa por su ministerio (pro-aborto y activista LGTBQ)? El mejor camino es imitar a María en la Cruz. ¿Cómo reaccionó ella ante la ausencia de Pedro en el Calvario? Él había negado a Jesús tres veces, se había arrepentido y llorado, pero permaneció atado por el miedo y, por lo tanto, no estuvo en la Cruz. Ciertamente, el comportamiento de Pedro traspasó el corazón de María. Él abandonó a Jesús y a ella en el momento en que más lo necesitaban, cuando María necesitaba su paternidad espiritual para confortarla y para juntos ratificar la entrega total unidos a Cristo. Sin embargo, ella no permitió que la herida causada por Pedro se infectara con resentimiento. No se separó de él, siguió reconociéndolo como el elegido por su hijo para ser cabeza de la Iglesia. Esto no significa que ella estuviera de acuerdo con su comportamiento. Sufría con amor maternal por él.
Jesús nos enseña a distinguir entre la autoridad dada por Dios y los comentarios que provienen de la fragilidad humana. Jesús, justo después de declarar: "Te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi iglesia", lo reprendió diciendo: "¡Aléjate de mí, Satanás! Tú eres para mí un obstáculo, porque tus pensamientos no son los de Dios, sino los de los hombres». Mateo 16,23.
Reflexionemos sobre esta distinción en referencia a nuestra relación con el papa: La obediencia que debemos a las "preocupaciones de Dios" expresadas en materia de fe y moral, y las opiniones sobre medicamentos, como la vacuna, en las que el Papa depende del consejo de agencias farmacéuticas y gobiernos que son los responsables de la evaluación. Como María, podemos ser traspasados por el Papa, pero siempre reconoceremos su autoridad papal y oraremos por él. De este modo seguimos también el ejemplo de santa Catalina de Siena, doctora de la Iglesia.
Frank McCormick, profesor de historia de secundaria en un suburbio de Chicago, ha expresado sus puntos de vista sobre la Teoría Crítica de la Raza (CRT) en su distrito escolar a lo largo de seis meses. Él comprendió de que la soledad, los ataques personales procedentes de todas partes y el miedo constante de perder su trabajo son las mismas cosas que mantienen a muchos otros callados sobre el tema, como también le ocurrió a él mismo en su momento. Él dijo: "No hay nada de valor que no tenga un precio; incluso si mi carrera en el distrito terminara, habría terminado al yo intentar hacer algo bien hecho (lo correcto)".
Este hombre, para luchar contra un plan diabólico que pervierte la mente de nuestros hijos, tuvo que morir a sus propios deseos y apegos y abrazar la cruz del gran sufrimiento. Elegir luchar por Cristo y con Cristo requerirá siempre el valor de sufrir mucho.
Dios nos llama a seguir a Cristo y a sufrir con Él, a llevar la corona de los pecados y desórdenes de nuestros seres queridos, y a ser azotados y traspasados por sus quebrantos, como el Vía Crucis de Dios para hacer nuevas todas las cosas.
Hebreos 12: 4- "En tu lucha contra el pecado aún no te has resistido hasta el punto de derramar tu sangre".
Finalmente, para perseverar hasta el final como seguidores de Cristo será necesario que tengamos el ÚNICO DESEO de Jesucristo en la tierra – SOLO LA CRUZ.
Mi comunidad, Franz Jägerstätter estuvo entre los “pocos seguidores” de Cristo durante la Segunda Guerra Mundial. Todos los sacerdotes, obispos y la mayoría de los laicos de su ciudad y de las ciudades vecinas siguieron la agenda nazi. Sin embargo, este simple agricultor crucificó todos sus deseos y apegos y estuvo dispuesto a ser crucificado con Cristo para luchar por la vida, la dignidad y la libertad.
Yo, como su madre espiritual, elijo escuchar la voz de Dios y ser crucificada con Él para luchar esta batalla decisiva, y animo a cada uno de ustedes, como Sus almas víctimas, a hacer lo mismo para la gloria de Dios y la salvación del mundo
Mensaje del 1/diciembre/21
Preciosa Mía, serás enviada a hablar la verdad de Mi Reino que se está estableciendo en la tierra y hablarás la verdad del Reino de destrucción de Satanás, sin embargo, pocos escucharán, pocos te seguirán. Prepárate para un camino difícil por el camino extenuante de Mi pasión. Experimentarás mi soledad, agotamiento, luchas interiores, la furia de Satanás y sus principados, la traición de Mi Iglesia y, al final, el martirio Conmigo tu Amado. As de saber, Pequeña Mía, que no estás sola, Yo estoy contigo y los pocos que permanecerán fieles caminando Mi camino estrecho contigo. Perseverad hasta el fin y seréis testigos de la Jerusalén celestial establecida en la tierra para la gloria de Dios, y os regocijaréis a mi diestra con los 144.000 que perseveraron, por amor a Mí, hasta el fin. Ve en paz con el perfecto conocimiento de que soy uno contigo.

Comments


bottom of page