top of page
  • Foto del escritorFr. Jordi Rivero

Reino Eucarístico



Nuestra vocación es adorar a Jesús Eucaristía. El mal crece en el mundo por la indiferencia a la Eucaristía.

REINADO EUCARÍSTICO

Lourdes Pinto –Cenáculo 10/9/2020

El pecado de indiferencia a la Eucaristía. 7/03/15

Mientras adoraba a Jesús en el Santísimo Sacramento, Él me permitió verlo llorar. Me conmovió un profundo dolor de corazón mientras contemplaba Sus lágrimas. Pregunté, "¿Por qué, mi Señor, estás llorando?"

Él llora por el pecado de indiferencia ante Su presencia Eucarística. Me explicó que hay una oscuridad aún mayor que de toda la maldad del terrorista, y esa es la oscuridad de la indiferencia hacia Jesús vivo y presente en la Eucaristía. Esta oscuridad conduce y abre el camino para que la oscuridad del mal se extienda y crezca. Debido a este pecado de indiferencia hacia Su vida eucarística, viviremos un tiempo en el que no tendremos a Jesús en la Eucaristía.

Amor Crucificado tiene la misión de Dios de prepararnos y preparar al mundo para un nuevo Pentecostés que propiciará el reinado Eucarístico de Cristo.

¿Qué es el Reinado Eucarístico?

Jesús nos dice en Su mensaje del 27/11/2018 a la comunidad Amor Crucificado:

Mi Reino Eucarístico será un tiempo de paz en el que se verá Mi presencia a través de Mis hostias vivas. Estasluces en el mundo brillarán intensamente y muchos llegarán a conocerme y amarme en la Eucaristía, haciendo de esta manera que Mi presencia Eucarística sea el centro de sus vidas. Seré conocido, adorado y glorificado en Mi Eucaristía por medio del impulso del Espíritu Santo.

El Señor en ese mismo mensaje nos dice que “El Camino nos ha sido confiado por Dios como un don de Su Divina Misericordia para preparar a nosotros y a la Iglesia para lo que está por venir”. "Este Camino es la preparación de los santos, las almas víctimas que soportarán estos tiempos finales y marcarán el comienzo del Reino del Inmaculado Corazón de María y el Reino Eucarístico de Cristo".

El Camino es la gracia de la Divina Misericordia para despertarnos, iluminarnos, purificarnos y transformarnos en Luz de Dios en el mundo, en sus hostias vivas. Por eso el Señor nos anima a “renovar nuestro compromiso de vivir con mayor fidelidad y celo el Camino sencillo de unión con Dios”.

El Reino Eucarístico es el reino del Amor y se expresa en el evangelio radical de Lucas 6, 27-36 - Amor a los enemigos:

"En cambio, a vosotros los que me escucháis os digo: amad a vuestros enemigos, haced el bien a los que os odian, 28 bendecid a los que os maldicen, orad por los que os calumnian. 29 Al que te pegue en una mejilla, preséntale la otra; al que te quite la capa, no le impidas que tome también la túnica. 30 A quien te pide, dale; al que se lleve lo tuyo, no se lo reclames. 31 Tratad a los demás como queréis que ellos os traten. 32 Pues, si amáis a los que os aman, ¿qué mérito tenéis? También los pecadores aman a los que los aman… (Debes elegir amar a los más difíciles de amar. Debes siempre elegir el amor, la paciencia, la ternura y nunca ceder a la ira y al resentimiento. Camino p.294) 35 Por el contrario, amad a vuestros enemigos, haced el bien y prestad sin esperar nada; será grande vuestra recompensa y seréis hijos del Altísimo, porque él es bueno con los malvados y desagradecidos. 36 Sed misericordiosos como vuestro Padre es misericordioso."

Yo Me doy a los buenos y a los malos —Diario de una MDC. P. 162

La Eucaristía es el poder de Dios en el mundo. El amor de Dios es la Eucaristía y se transmite por medio de la Eucaristía.

Yo Me doy plenamente a los buenos y a los malos, a quien es digno y al indigno, a los que Me aman y a los que Me persiguen… Yo sigo amando los que Me usan. Yo sigo amando a los infieles. Yo sigo amando a los indiferentes a Mi amor.

La ÚNICA forma en que podemos amar a nuestros enemigos y a los que abusan de nosotros es por Cristo, con Cristo y en Cristo; ¡convirtiéndonos en uno con la Hostia viva! Este Evangelio solo lo pueden vivir las almas que han puesto a Jesús Eucaristía en el centro de sus vidas. Almas que han elegido estar con Jesús diariamente y por largos períodos de tiempo, sacrificando sus deseos desordenados por Él. Por lo tanto, para convertirse en MÁRTIRES DE AMOR de Dios, uno con AMOR CRUCIFICADO, Jesús Eucaristía debe ser el CENTRO DE NUESTRAS VIDAS, ¡nuestro Todo!

El REINADO EUCARÍSTICO es el reino del Amor en las almas.

¿Cómo es posible que el Altísimo sea bondadoso con los ingratos y egoístas? Porque nuestro comportamiento no cambia quién Dios es. Dios es quien es independientemente de nuestros pecados. ¡Él es el gran “Yo Soy”!

El mensaje del 27/11/2018 termina con esta oración:

Prepárate ... reflexionando sobre quién eres y la misión que se te ha confiado.

Dios siempre nos lleva a saber quiénes somos y la misión que se nos ha encomendado. Nos enseñó que cada uno de nosotros se ha convertido en alguien que no somos, y el Camino de transformación es llegar a descubrir quiénes somos en Cristo.

Si sigo atrapado en mi herida, creyendo todas las mentiras que Satanás ha plantado en mis heridas, actuando en mis tendencias desordenadas, es IMPOSIBLE amar a los que me lastiman, y este pasaje de la Biblia de Lucas se convierte en mi luz verde para convertirme en el TIPO INCORRECTO DE VÍCTIMA - el “felpudo”, el facilitador, el adulador, el “buena gente”que vive atrapado en los miedos y los deseos de caerle bien a todos.

Solo a través de LARGAS HORAS con Cristo antes de la Eucaristía podemos aprender de Él, encontrar al Amor y llegar a saber quiénes somos. Entonces, cuando alguien nos insulta, por ejemplo, diciendo que “no sirvo para nada” y otras cosas, sé que es una MENTIRA; Sé que soy la hija amada de Abba; Sé que envió a su Hijo unigénito para liberarme para ser plenamente uno en el Amor de la Trinidad; Conozco mi dignidad como hija de Dios y esposa de Cristo, y por lo tanto, ese insulto no penetra ni cambia la VERDAD DE QUIEN YO SOY. Ese insulto o abuso no me lleva a reaccionar desde mis heridas, sino que me mueve a aclamar la verdad: “Eso es mentira y yo valgo mucho porque soy la hija de Dios…” Cuando actúo en la VERDAD, en Cristo, no tomo personalmente el mal en la otra persona, y por eso puedo lamentar la oscuridad en esa alma y orar por su conversión.

La razón por la que no podemos amar, si vivimos como "felpudos", es que nos hemos creído la mentira como si fuera verdad. Tenemos una imagen distorsionada de nosotros mismos y, por lo tanto, tomamos el abuso como algo personal y reaccionamos a partir de nuestras heridas. Este es el ciclo de la opresión, de una oscuridad profundamente arraigada en la que el Amor no puede triunfar.


Mensajes del Señor sobre el reino Eucarístico


Mis santos en la tierra están unidos a Mi sacrificio de amor en vuestro abandono a sufrir por -Mí. Mensaje del 3/nov/2019

Cuando comencé la hora santa, escuché a Jesús que me dijo que abra la biblia y lea Apocalipsis 8. Después de leer Apocalipsis 8, Jesús pronunció estas palabras:

Pequeña Mía, mucho tendrá que ocurrir en la tierra antes de que se establezca Mi Reino Eucarístico. Ustedes son Mis santos de los últimos tiempos siendo uno con los santos en el cielo. Ya que Mis santos en la tierra están unidos a Mi sacrificio de amor al abandonarse para sufrir conmigo, sus oraciones son poderosas ante el trono de Abba. Has de saber, pequeña Mía, que tus oraciones están continuamente ante el trono de nuestro Padre como incienso puro. Él se deleita en tus oraciones y escucha el clamor de los pobres. Los pobres no son solo los pobres de cuerpo sino también los pobres de espíritu: aquellos que han muerto a sí mismos para que Yo pueda vivir en ellos y a través de ellos. Tendrá que haber mucha aflicción en la tierra debido a la rebeldía del corazón humano, pero Dios, en Su infinita misericordia y bondad, bendecirá las oraciones de Sus santos, pasadas, presentes y futuras, y establecerá Su Reino en la tierra. Permanezcan en paz con abandono completo al Dios que les ama y escucha el clamor de los pobres. Persevera en tu propia crucifixión para la gloria de Dios y el establecimiento de Su Reino en la tierra como en el cielo. Ve en paz para ser Mi Luz en el mundo.


Segunda venida –12/febrero/18

Te he elegido, Mi Pequeña, para proclamar Mi Amor Crucificado hasta los confines de la tierra. Tú, mi profeta de estos últimos tiempos, no serás comprendida, recibida ni aceptada por la gran mayoría de Mi pueblo, pero tu fidelidad para cumplir Mi Voluntad será aceptada, honrada y bendecida por el Padre, que ve todo y conoce todo. Los pocos, Mis pequeños, que aceptan, reciben y honran la misión que se les ha encomendado, serán bendecidos por nuestro Padre Celestial. Él multiplicará sus vidas entregadas y quebrantadas a través de Mí, Conmigo y en Mí. Su poder y Su gloria colmarán tus pequeños sacrificios, unidos a Mi sacrificio perfecto de amor, para levantar un sacerdocio santo para dar propiciar Mi segunda venida. Mi segunda venida vendrá a través de María, con María y en María, porque es Mi reinado eucarístico. Mi pequeña, el Nuevo Pentecostés será el reinado de Mi Madre, uno con Mi Reinado Eucarístico unido al Padre. Esta será la nueva era de paz en el mundo: el Reino de los Cielos en la tierra. Esta es la gran misión que se les da a ustedes y a los pocos que responden. Grande será la gloria de ustedes en el cielo. Persevera, mi pequeña, porque has encontrado favor con el Padre en el Hijo.


Mensaje para AC para el Adviento –27/nov/18

Pequeños Míos, preparen este Adviento para mi segunda venida. Han sido elegidos [como lo fueron Juan el Bautista, San José y María] para prepararse y preparar a muchos para Mi Reino Eucarístico a través del derramamiento del Espíritu Santo como en un nuevo Pentecostés. Se les ha confiado el Camino como el regalo de Dios de Su Divina Misericordia, para que se preparen a sí mismos y a la Iglesia para lo que ha de venir. Preparen este Adviento unidos a Mi Madre y a San José, comprometiéndose de nuevo a vivir con mayor fidelidad y celo El Camino Sencillo de Unión con Dios. Este Camino es un don para Mi Iglesia antes de que la justicia de Dios toque la tierra. Este Camino es la preparación de Mis santos que han permitido que sus corazones y mentes sean lavados con la Sangre del Cordero. Este Camino es la preparación de las 144,000 (Apocalipsis 14: 1-5) almas víctimas que habrán de soportar estos tiempos finales e instaurar el Reino de Mi Madre con Mi Reino Eucarístico. Mi Reino Eucarístico será un tiempo de paz en el que se verá Mi presencia a través de Mis hostias vivas. Estas luces en el mundo brillarán intensamente y muchos llegarán a conocerme y amarme en la Eucaristía, haciendo de esta manera que Mi presencia Eucarística sea el centro de sus vidas. Seré conocido, adorado y glorificado en Mi Eucaristía por medio del impulso del Espíritu Santo. Preparen este Adviento reflexionando en quienes son y en la misión que se les ha confiado.


Vuestra miseria. –16/oct/19

Tu miseria es la esencia de quien eres. Cuando vives consciente de tu miseria, entonces tu mirada nunca Me abandona porque realmente has llegado a saber que no eres nada y que no eres capaz de nada bueno y puro. La esencia de tu miseria está enraizada en tu ego, en tu yo. Es tu ego el que debe morir como el grano de trigo para que Mi vida se arraigue en ti. Llegar a conocer y vivir en tu miseria es el comienzo de tu morir a ti misma. Es el comienzo de una nueva vida, una vida que comienza a centrarse en Mí y Mi voluntad. La crucifixión de tus deseos es difícil y dolorosa, pero no imposible para el alma que sumerge su miseria, con confianza, en MI Misericordia. Permíteme crucificarte para la gloria de Dios y la salvación del mundo. Esta fuerza de Dios, sus mártires ocultos del amor divino, prenderá fuego al mundo con un nuevo Pentecostés que marcará el comienzo de Mi reinado eucarístico, con el reinado inmaculado de mi Santísima Madre. Ten paz, pequeña, porque me complazco en ti. No tengas miedo, sino sé obediente a cada una de mis palabras. Ve en paz para amarse los unos a los otros como yo te amo.

Comments


bottom of page