Amor Crucificado

Comunidad Católica

Fe, ¿Yo creo?  II

Lourdes Pinto — 26 Julio, 2018

Audio & YouTube & text

🔗Ver Texto 

 

Nota: El texto son notas suplementarias.  

Para la enseñanza completa, recomendamos que escuches el audio. 

Fe, ¿Yo creo? II

 

Isaías 7: 2-4

Cuando se informó a la casa de David: “Arám está acampado en Efraím”, se estremeció su corazón y el corazón de su pueblo, como se estremecen por el viento los árboles del bosque.
El Señor dijo a Isaías: “Ve al encuentro de Ajaz,... Tú le dirás: 'Mantente alerta y no pierdas la calma; no temas, y que tu corazón no se intimide

 

I. PRESTAR ATENCIÓN

- Estar atentos a nuestros corazones y a Dios.

- Durante las tormentas de nuestras vidas, también somos sacudidos, y nuestras emociones pueden ser tan intensas que también nos confundimos, nos asustamos y reaccionamos ante esas emociones intensas.

 

1. Necesitamos estar atentos a lo que está sucediendo en nuestros corazones, por lo que necesitamos ESTAR EN SILENCIOS.

- ORAR, y pedirle al Espíritu Santo y a María que entren en nuestros corazones.

- Caminopp.106-107, estar atento y profundizar preguntándonos: "¿Por qué?"

- ¿Qué es el traspaso que estoy sintiendo?

- ¿Qué es el dolor? Nómbralo.

- ¿Por qué siento una pena tan intensa?

 

Necesitamos comenzar a diseccionar el dolor puro de las emociones para distinguirlo del resentimiento, ira, venganza, odio, decepción, frustración y desaliento, haciendo las preguntas en oración y anotando las respuestas en un diario. Este proceso comenzará a aquietar nuestros corazones para que podamos estar atentos a los movimientos del Espíritu Santo que nos guía a través de este proceso.

- ¿Qué emociones negativas estoy sintiendo? Se transparente con Dios.

- ¿Por qué siento tanto resentimiento, enojo ...?

- ¿Cómo he reaccionado? ¿Qué dije? ¿Cómo miré?

 

Camino Sencillo, #105, p.292

Al estar atentos a cómo utilizan sus manos y cómo no las utilizan, cómo miran a los demás, y las palabras que fluyen de sus labios, llegarán a conocer el pecado que permanece en sus corazones. Mi Madre está formando a cada uno para que sean Mis cálices vivos.

 

2. Dale a Cristo las emociones negativas y PERMANECE EN EL DOLOR PURO.

Si reaccionaste enojado, ARREPIÉNTETE. Primero, a la persona que lastimé y luego en confesión.

 

3. Sufre el dolor puro CON Cristo, ¡NO SOLO! Mira tu dolor en Él. Jesús llora en la eucaristía con nosotros y por nosotros.

- Permitir que el Espíritu Santo sea tu Director Espiritual a través del Camino Sencillo.

- Camino Sencillo, 3-A-4, Lágrimas, pág. 124-129

- Camino Sencillo #34, p.104

Presta atención a cada persona que encuentras en tu vida. Yo vivo en ellos. Sufro por ellos y con ellos. Este es Mi cuerpo (Mt.35,31-41). Pequeña Mía, ten la docilidad de corazón para recibir el quebranto de todos en tu corazón siendo UNA conmigo. Esto es participar en el amor de la Trinidad: Recibir las heridas de tus hermanos y ofrecer el sacrificio de tu vida, siendo UNA Conmigo, para la salvación y santificación de ellos. Esto es amor.

 

Camino Sencillo, p.117, Fruto de la Curación.

Uno de los frutos de la sanación de la herida principal es que encuentras tu corazón más libre. Puedes sentir emociones de las que solo habías leído u oído, y puedes sentir en mayor profundidad emociones que ya conocías. Otro fruto de la sanación es que nos ponemos en contacto con nuestra vida interior, con nuestros corazones. Nos llegamos a conocer a nosotros mismos y estar atentos a lo que está ocurriendo dentro de nosotros. Ya no vivimos desconectados de nosotros mismos y de otros. Cuando vivíamos en nuestra herida estábamos infelices, temerosos, deprimidos, de mal humor, vivíamos de acuerdo con nuestras emociones, pero no estábamos conscientes de lo que ocurría dentro de nosotros. Una persona sanada está «sintonizada» con Dios. Esta sensibilidad es el medio para vivir como almas víctimas recibiendo las heridas de los demás y participando con Cristo en Su redención. 

 

4. Durante la tormenta, nuestros corazones pueden sentirse heridos, como si estuvieran traspasados, y en ese momento, cuando nos sentimos heridos, heridos, vulnerables, asustados, confundidos, enojados, frustrados, desanimados o resentidos, cuando hemos sido "sacudidos" como los israelitas, la bendición de esa tormenta en particular, la gracia de CONOCER la condición de nuestros corazones, nos es disponible.

- ¿Qué es la bendición (conocimiento) que Dios me está revelando en esta tormenta?

 

Camino Sencillo, #148, David y Goliat, p.437.

Estas piedras son tus armas para la batalla porque el dragón no será derrotado según los criterios del mundo sino a la Luz del Amor. Por lo tanto, familia Mía, prepárense para la batalla. Estén atentos a Mí.

 

5. El proceso de cómo estamos viviendo las tormentas en nuestras vidas se debe llevar a ACOMPANIMENTO ESPIRITUAL. Cuando vivimos en medio de la tormenta, nos olvidamos, y las emociones intensas pueden fácilmente asumir el control. Es similar a una mujer que se toma clases con su esposo para prepararse para el parto, pero cuando se enfrenta a la intensidad de los dolores, olvida mucho de lo que aprendió y necesita que su esposo la ayude a recordar y la acompañe como entrenador en las diferentes etapas del parto. Nuestro acompañante espiritual es nuestro entrenador.

 

Nota especial para nuestros hombres:

El papa Francisco dijo de San José: Camino Sencillo, p.299

¿Cómo vive José su vocación como custodio de María, de Jesús, de la Iglesia? Con la atención constante a Dios, abierto a Sus signos, disponible a Su proyecto, y no tanto al propio. …José es «custodio» porque sabe escuchar a Dios, se deja guiar por su voluntad, y precisamente por eso es más sensible aún a las personas que se le han confiado. [1].

Los hombres son protectores de sus esposas y familias; las defienden si son atacadas físicamente, pero a veces no comprenden que Dios les ha confiado también la protección de sus corazones. 

 

¿Cómo luchar espiritualmente contra la "espina en la carne" de la pornografía?

- La adicción a la pornografía tiene serias consecuencias: destruye relaciones, destruye el matrimonio ...

- Estate atento a cualquier cosa que desencadena la tentación, como el estrés.

- Sumérgete en el Inmaculado Corazón de María y el corazón casto de San José y ora al Espíritu Santo para que te ayude. Implora la protección y ayuda también de San Miguel.

- Cuando alguna imagen viene a tu mente, mira a tu hija, tu hijo, tu sobrina, tu sobrino, tu madre, tu esposa y tu hermana y piensa en ellas siendo obligadas a participar en la trata de personas. Mira sus caras puras en el horror de esos abusos sexuales.

- Entra en el sufrimiento del tormento, conociendo tu debilidad, pero CONFIANDO en la fuerza y ​​el poder de Cristo Crucificado, como un guerrero que lucha para proteger a las mujeres y los niños. ¡Ya no se trata de ti, sino de salvar almas! Esto debe ser visto como una guerra. Mientras permanezcas enredado con Satanás, eres su títere que extiende su oscuridad en el mundo. En lugar de salvar almas, estás cortando las gracias que podrían recibir de ti como un alma víctima (piensa en la imagen de un tubo de alimentación).

 

2 Corintios 12,7-10

Para que la grandeza de las revelaciones no me envanezca, tengo una espina clavada en mi carne, un ángel de Satanás que me hiere. Tres veces pedí al Señor que me librara,pero él me respondió: «Te basta mi gracia, porque mi poder triunfa en la debilidad». Más bien, me gloriaré de todo corazón en mi debilidad, para que resida en mí el poder de Cristo. Por eso, me complazco en mis debilidades, en los oprobios, en las privaciones, en las persecuciones y en las angustias soportadas por amor de Cristo; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.

 

-Ejemplo de mentiras:esta tentación es más grande que yo; Soy demasiado débil; No estoy lastimando a nadie, estoy solo en Internet; La pornografía va a ayudar a mi sexualidad.

 

¡Debes luchar con la VERDAD!

 

- Solicita la ayuda de tu esposa, madre espiritual o hermano en Cristo para unirse contigo en oración, especialmente la oración del rosario. ÚNANSE. No te escondas, esto es lo que Satanás quiere. Se transparente y no te avergüences de compartir tu lucha con los hombres y mujeres de oración que Dios ha puesto en tu vida.

- El trabajo de entrar en las raíces de este desorden también DEBE realizarse, porque Dios quiere liberarte. Las heridas infectadas en el núcleo de estas tendencias desordenadas deben ser purificadas para que puedas convertirte en el guerrero de Dios contra estos demonios. Debes entender que cuando la puerta de tu corazón se abrió a la impureza, los demonios entraron en tu corazón. Ahora estás en guerra con demonios muy fuertes que quieren destruirte a ti, a tu familia y a la Iglesia.

- ¡La vida oculta de las Madres de la Cruz tiene el poder de Dios para ayudar a nuestros hombres!

· ¿Qué harás si descubres que tu esposo o hijo está en pornografía?

· Como Madre de la Cruz, ¿cómo nos enseña nuestra Santísima Madre a luchar a su lado por los hombres en nuestras vidas?

· La mujer debe entender que ella no es la causa del vicio de él. La tendencia de la mujer es entrar en su herida de rechazo. Ella necesita entender que es la adicción de él, y no porque ella haya hecho algo malo. Ella debe salir de su herida para LUCHAR POR SU ESPOSO, HIJO, PADRE.

· Aquí nos convertimos en Juana de Arco luchando por nuestros hombres hasta el final, creyendo que su sufrir esta herida de impureza con el Señor LIBERARÁ a su esposo, padre, hijo, sacerdote... Esa debe ser nuestra alegría, incluso si no es nuestro esposo, hijo, sobrino o sacerdote. La gracia de sufrir este dolor con Cristo NUNCA SE PIERDE !!!

 

II. ESTATE EN SILENCIO

Camino sencillo- Silencio 5-B, pp. 281-288

Camino sencillo, p.284:

El silencio nos permite ponernos en contacto con nuestros propios sufrimientos para poder entrar en ellos y unirlos a los sufrimientos de Jesús.Entonces, nuestros sufrimientos dejan de ser obstáculos y se convierten en el camino de unión con Dios. 

Cuando María Santísima abrazó a su Hijo, como vemos en la Pietá, Ella abrazó y recibió el quebranto de toda la humanidad. Cuando nos unimos a Ella abrazando a su Hijo, nosotros también recibimos en nuestros corazones las heridas de muchas almas, por Jesús, con Él y en Él. De esta manera, vivimos el Santo Sacrificio de la Santa Misa en nuestras vidas ordinarias. 

 

102. Los brazos del silencio abrazan Mi Cuerpo crucificado —Diario de una MDC.

El silencio te permite abrazar plenamente las penas de tu corazón. El silencio te permite entrar plenamente en el dolor que Yo estoy permitiendo en tu corazón. Al abrazar este dolor y sufrimiento, me abrazas a Mi. Estás abrazando Mis penas y sufrimientos y así, estás entrando en Mi Corazón, pues Mi Corazón es todo dolor y amor. Esta es Mi Misericordia. 

Llegar a conocer el amor de tu Amado es llegar a conocer Mi dolor. Es por eso que Mi Madre es la Reina de Dolores, porque fue Ella quien vivió con mayor perfección consumida en Mi Corazón. Mi pequeña, esta unión de dolores tiene que conmover tu corazón para amar a todos, sufriendo en silencio, con paz y abandono por todos tus hermanos. 

 

Hijos Míos, sonrían exteriormente y atiendan a los deberes de sus vocaciones con detalle y amor, pero interiormente, por medio de los brazos del silencio, vivan abrazando sus penas. De esta manera, están abrazando a Mi Cuerpo crucificado y aliviando Mis heridas. Esta es la vida del amor. 

 

 

III. NO TEMAS

"En el amor no hay lugar para el temor:

al contrario, el amor perfecto elimina el temor,

porque el temor supone un castigo,

y el que teme no ha llegado a la plenitud del amor." 1 Juan 4,18

 

- Estate atento al miedo en tu corazón.

- ¿De qué tengo miedo? ¿Por qué tengo miedo?

 

Camino Sencillo, p450. Letanía de la humildad.

Líbrame, Jesús.

-Del temor de ser humillado, 

-Del temor de ser despreciado, 

-Del temor de ser reprendido, 

-Del temor de ser calumniado, 

-Del temor de ser olvidado, 

-Del temor de ser puesto en ridículo, 

-Del temor de ser injuriado, 

-Del temor de ser juzgado con malicia.

 

- ¿Cuáles son las mentiras que Satanás está hablando en mi corazón?

- Necesitamos movernos a través del miedo con confianza. Si no, el miedo nos controla y nos paraliza.

No debes temer y creer con la inocencia y el celo de David. 

 

Camino sencillo, p.68

No teman decir la verdad del pecado en el corazón de Mi pueblo con valor y amor y llamarlos al arrepentimiento a Mis pies crucificados.

 

Catecismo de la Iglesia Católica, 675

Antes de la segunda venida de Cristo, la Iglesia debe pasar por una prueba final que sacudirá la fe de muchos creyentes.

Ver: Camino Sencillo“La última prueba de la Iglesia”, p.406

 

Palabra profética de Ralph Martin en la Basílica de San Pedro. P.432

Es la verdad de Mi reino, Mi reino que prevalecerá... Yo deseo que tomen la verdad, descansen en la verdad, crean la verdad. No la negocien, no la pierdan por confusiones, no tengan miedo de la verdad. Más bien permanezcan de pie en la verdad, con sencillez, con amor, firmemente arraigados en la verdad como piedras de fundación sobre las que Mi Iglesia pueda tener nueva vida y nuevo poder.

 

[1]Papa Francisco, homilía al comienzo de su ministerio petrino 19, marzo, 2013. w2.vatican.va