Amor Crucificado

Comunidad Católica

Permanece conmigo, aprendiendo de los misterios gozosos

Lourdes Pinto  —  21 Diciembre, 2017

🔗Ver Texto 

Nota: Esto son notas suplementarias, no una transcripción del audio.  

Para obtener mejor compresión de esta enseñanza recomendamos el audio.  

11/2/17 Getsemaní, ante la roca (donde Jesús rezó), hoy día frente al altar:

Amor Crucificado ha sido llamado a PERMANECER Conmigo mientras sigo derramando lágrimas por Jerusalén; permanecer Conmigo en mi continua agonía por las almas, para participar Conmigo en la salvación del mundo, eligiendo diariamente recibir el quebranto de las almas que he puesto en sus vidas y sufriendo Conmigo por ellas. El tiempo de la gran destrucción se acerca, muchas almas se perderán, oirán el lamento de Jerusalén en todo el mundo. Tráiganme las almas víctimas para que sufran Conmigo a fin de obtener gracias de conversión para muchas almas, que de lo contrario se perderán. Crean en el poder de sus vidas ocultas sufriendo Conmigo.

I — LA ANUNCIACIÓN

  • María le da a su FIAT: “Yo soy la servidora del Señor, que se cumpla en mí lo que has dicho" Lucas 1,38.

  • La vida de María se convierte en su fiat de la Anunciación. Nosotros también dimos nuestro "fiat" en el momento de nuestra alianza en Amor Crucificado ante el Santísimo Sacramento.

  • Después del fiat de María, grandes pruebas, tribulaciones y sufrimientos llenan su vida, sin embargo, ella permanece fiel a su alianza con Dios. Las MDC y los MC, PERMANECEMOS con Cristo al ser fieles diariamente a nuestra alianza de AC. Por lo tanto, de manera regular, debemos leer, reflexionar y examinar nuestras vidas según aquellos a que le dimos el "sí".

  • Debemos permanecer con nuestro Señor diariamente en las buenas y en las malas, en la salud y en la enfermedad, como sus almas víctimas que sufren todo con Él.

  • Debemos permanecer fieles a Cristo en nuestra comunidad de alianza, asistiendo a los cenáculos y permaneciendo en AC incluso cuando no nos apetece, cuando estamos cansados, ocupados con otros proyectos, aburridos, etc.
     

II — LA VISITACIÓN

Camino #20, p.66.
«Proclama mi alma la grandeza del Señor». Mi pequeña, estas son las palabras de Mi Madre al entrar en la casa de Isabel. Medita estas palabras conmigo. Mi madre vivió su vida en alabanza al Padre. Ella vivió siempre consciente de quién es el Padre. Su alma estaba en un estado constante de sobrecogimiento.

En el momento de la Encarnación, Mi corazón humano y divino se fusionó haciéndose UNO con el de Mi madre y se consumió en el fuego de amor del Espíritu Santo. Juntos proclamamos la grandeza del Padre.

Al tener conocimiento de la grandeza y la majestad de Dios, María tenía también conocimiento perfecto de sí misma; por eso afirma que ella es la sierva del Señor.

Hija Mía, quiero que vivas más profunda y perfectamente en el conocimiento de la grandeza, la majestad y la bondad de Abba, nuestro Padre. Así vivirás más perfectamente como Mi sierva. La sierva perfecta y santa del Señor, María Santísima, es llevada por el Espíritu Santo a servir a su prima Isabel.

  • ¿Cómo sabía María los impulsos del Espíritu y supo responder con valor y obediencia, incluso cuando no podía entender completamente la Voluntad de Dios?

    • PERMANECIÓ en silencio, oración y alabanza.

    • 1 Tesalonicenses 5,16-18 "Estén siempre alegres. Oren sin cesar. Den gracias a Dios en toda ocasión: esto es lo que Dios quiere de todos ustedes, en Cristo Jesús".

  • Debemos elegir PERMANECER EN TODAS LAS CIRCUNSTANCIAS de nuestras vidas: en trabajos difíciles, relaciones difíciles, tribulaciones: ALABANDO Y DANDO GRACIAS A DIOS porque somos hombres y mujeres, como María, que hemos llegado a conocer personalmente el amor de Dios y, por lo tanto, elegimos vivir en perfecta fe y abandono a su voluntad, presente en cada circunstancia de nuestras vidas.

  • Permanecer en LONGANIMIDAD siendo justo y confiando en Dios

    • Longanimidad es un fruto del Espíritu Santo (Gal 5,22-23). Es perseverancia, constancia en las pruebas.

    • Sansón – Jueces 13,2-5, sobre la esposa de Manóa: “era estéril y no tenía hijos. El Ángel del Señor se apareció a la mujer y le dijo: “Tú eres estéril y no has tenido hijos, pero vas a concebir y a dar a luz un hijo. Ahora, deja de beber vino o cualquier bebida fermentada, y no comas nada impuro. Porque concebirás y darás a luz un hijo. La navaja nunca pasará por su cabeza, porque el niño estará consagrado a Dios desde el seno materno. Él comenzará a salvar a Israel del poder de los filisteos”.

    • Zacarías e Isabel 
      – Lucas 1,6-7 “Ambos eran justos a los ojos de Dios y seguían en forma irreprochable todos los mandamientos y preceptos del Señor. Pero no tenían hijos, porque Isabel era estéril; y los dos eran de edad avanzada." 
      –Lucas 1,13-17 "Pero el Ángel le dijo: «No temas, Zacarías; tu súplica ha sido escuchada. Isabel, tu esposa, te dará un hijo al que llamarás Juan. Él será para ti un motivo de gozo y de alegría, y muchos se alegrarán de su nacimiento, porque será grande a los ojos del Señor. No beberá vino ni bebida alcohólica; estará lleno del Espíritu Santo desde el seno de su madre, y hará que muchos israelitas vuelvan al Señor, su Dios. Precederá al Señor con el espíritu y el poder de Elías, para reconciliar a los padres con sus hijos y atraer a los rebeldes a la sabiduría de los justos, preparando así al Señor un Pueblo bien dispuesto»".

    • ¿Estás viviendo en longanimidad?

    • Ellos respondieron a revelaciones personales de Dios. Zacarías duda y es castigado a quedarse mudo hasta el nacimiento de Juan.

    • Permanece CREYENDO en la Palabra de Dios a través de las revelaciones personales dadas a AC.

    • Nuestra Santísima Madre, José, los padres de Sansón, Elizabeth y Zacarías creyeron el mensaje de Dios y respondieron. Dios usó a Sansón para ayudar a liberar a los israelitas de los filisteos. Él usó a Juan para preparar muchos corazones endurecidos para recibir al Mesías. Nosotros también debemos seguir creyendo que Dios continuará haciendo lo imposible a través de Sus vasos insignificantes. ¡Debemos permanecer en la fe creyendo las promesas que Dios nos ha hecho!
       

III — NACIMIENTO DE CRISTO

  • Permanezcan en PAZ, en perfecto auto abandono.
    Reflexionando sobre la Natividad de Cristo, vemos que nada salió según lo planeado y esperado. No era el plan, el deseo ni la expectativa de san José y María que el Hijo de Dios naciera en un establo maloliente, sucio y frío. También ellos debieron pasar incomodidades y frio. Debieron estar perplejos ante el plan de Dios: "¿Cómo puede Dios querer que su Hijo nazca en tales condiciones?" Sin embargo, permanecieron en paz y en perfecto abandono de la voluntad de Dios. Permanecieron alegres y con una disposición positiva.

  • Jesús permanece con nosotros plenamente presente como en el establo de Belén: en tanta humildad, sencillez, pobreza, silencio y ocultamiento, que pasa desapercibido para el mundo. Solo los corazones humildes, simples y pobres, como los pastores, y los corazones atentos y dóciles, como los Reyes Magos, pueden recibir la gracia de Dios para ver, conocer, amar y adorar a su Dios hecho un bebé. El mundo sigue sin darse cuenta de la presencia de Dios en la Eucaristía y entre nosotros.

  • Jesús permanece con nosotros sin ser percibido, pero a través de la gracia, en oración, nuestra alma puede escuchar su voz silenciosa y nosotros también podemos llegar a conocerlo, amarlo y adorarlo.

  • Dios nos sigue llamando a PERMANECER CON ÉL en Su clamor silencioso, a participar con Él de Su vida oculta de sufrimiento con las almas y por las almas, únicamente por amor. Este llamado de nuestro Señor implica un VERDADERO TRABAJO, sin embargo, es imperceptible y está oculto al mundo. Por lo tanto, nuestra humanidad quiere rechazarlo y encontrar otras “obras” para servir al Señor que sean perceptibles, notadas y admiradas ante los ojos del mundo.
     

  • Hemos sido elegidos por Dios para ser Sus mártires ocultos de amor, uno con Él en la Eucaristía, para PERMANECER CON ÉL y participar en esta vida oculta que redime almas. Para vivir nuestro fiat como MDC y MC, debemos elegir diariamente PERMANECER CON ÉL EN LA ADORACIÓN EUCARÍSTICA: horas ante el Santísimo Sacramento, según lo permita nuestra vocación, aprendiendo de la Víctima del Amor, agradeciéndole y adorándolo en Su continuo martirio oculto.

 

IV — PRESENTACIÓN DE JESÚS EN EL TEMPLO

  • “...y a ti misma una espada te atravesará el corazón. Así se manifestarán claramente los pensamientos íntimos de muchos." Lucas 2,35

  • Permanecer con Jesús mientras nuestros corazones son traspasados. ¿Cómo?

  • PERMANECIENDO EN EL DOLOR. Hacemos esto entrando en silencio con nuestro Señor. Nuestra ORACIÓN SILENCIOSA ante el Santísimo Sacramento o en nuestro trabajo en el hogar, en el jardín o en el garaje, debe ser para entrar, a través de una profunda contemplación, en las penas, el quebranto de las almas con las que vivimos. Este profundo y oculto dolor debe consumir nuestros corazones como almas víctimas ocultas, para vivir más y más consumidos en el dolor y el amor del Sagrado Corazón, hasta que se lleve a cabo en nosotros la transformación: ya no vivo yo, sino los sufrimientos y el amor de Cristo viven en mí.

  • Permanecer en las penas de Cristo se convierte en nuestro medio para "orar sin cesar".

  • Camino #97, p.278. 

La oración de sufrimiento puro es la fragancia más dulce que llega y deleita el Corazón de nuestro Padre. Esta es también la oración que produce abundancia de frutos. Esta es la oración que está más unida a la Mía cuando intercedo ante el trono de Mi Padre.

Por esta razón, el sufrimiento de soledad de Mi Madre produjo y sigue produciendo una lluvia de gracias sobre el mundo. Deseo que las Madres y los Misioneros de la Cruz se perfeccionen en la oración del sufrimiento.

  • Este trabajo interior nunca se puede lograr en una vida de constante actividad, agitación y distracciones. En tal vida, inmediatamente nos DESCONECTADOS DEL DOLOR, y cuando estamos desconectados del dolor, estamos desconectados de Cristo. El Señor nos ha dicho constantemente que el martirio oculto del corazón, como uno con Él y María, tiene el poder de Dios, un poder que puede penetrar las tinieblas de Satanás y devolver a la vida los corazones muertos. Dios está preparando y levantando a su ejército para la batalla decisiva. Nos hemos alistado en su ejército con nuestro "fiat". Esta es nuestra identidad en Cristo; Esta es nuestra misión y trabajo. CUALQUIER MINISTERIO EN EL QUE ESTAMOS DEBE FLUIR DE NUESTRA VIDA INTERIOR COMO ALMAS VÍCTIMAS, OCULTAS EN LA VIDA EUCARÍSTICA DE JESÚS.

  • La cadena de corazones traspasados 
    Camino 129, p. 346.

El flujo de Mi Sangre se intensifica a través de Mi Cuerpo, la Iglesia. El triunfo de Mi sacrificio de amor se cumplirá por medio de Mi Cuerpo, la Iglesia.

Mi Madre es Esposa e Iglesia, imítenla. Ella —UNA con Mi Cuerpo— unió sus lágrimas a Mi Preciosa Sangre y de esta manera redimió almas conmigo. Ustedes están llamados a hacer lo mismo. A través de ustedes, que son Mi Cuerpo, la gracia salvadora de Mi Preciosa Sangre entrará en todos los corazones que estén abiertos. Por lo tanto, pequeños Míos, súfranlo todo conmigo para que muchos puedan entrar en el redil de Mi Sagrado Corazón. Deben convertirse en la cadena de corazones traspasados que romperá la cadena de tinieblas y esclavitud. Tráiganme muchas almas víctimas.

 

V — JESÚS ENCONTRADO EN EL TEMPLO

  • ¿Cómo pudo Dios permitir que sus padres sufrieran en agonía durante tres días?

  • Muchas veces, nosotros tampoco entendemos por qué Dios está permitiendo ciertos sufrimientos en nuestras vidas: “¿Por qué Dios me dio este trabajo si es un desastre? ¿Por qué Dios me está permitiendo sufrir cáncer, enfermedad de Lyme u otras enfermedades? ¿Por qué Dios permitió que quedara limitado a una silla de ruedas o a una cama, siendo aún joven? ¿Por qué mi hijo tiene trastornos mentales graves que no parecen estar sanando? ... "

  • Sin embargo, como María y José, estamos llamados a

    • Permanecer en paz

    • Seguir confiando cuando tampoco entendemos los caminos de Dios.

    • Permanecer en la esperanza de que Dios haga que todas las cosas sean para un mayor bien.

    • Permanecer en el amor mientras elegimos sufrir todo con Cristo, abrazados a Él.

  • En resumen, aprendemos de la Sagrada Familia, a través de los Misterios Gozosos, que PERMANECER significa que nosotros:

    • Permanecemos fieles a nuestra alianza de AC.

    • Permanecemos en silencio, oración y alabanza.

    • Permanecemos en confiando en Dios en cada circunstancia de nuestras vidas.

    • Permanecemos con Jesús en su vida oculta, humilde, simple, silenciosa, imperceptible, pobre.

    • Permanecemos en alegría y con actitud positiva.

    • Permanecemos en la adoración eucarística.

    • Permanecemos en el dolor de nuestros corazones traspasados ​​con el corazón traspasado de Jesús.

    • Permanecemos en paz, confianza, esperanza y amor cuando no entendemos los caminos de Dios.