Amor Crucificado

Comunidad Católica

Las Madres de la Cruz, unidas a María, renovarán el sacerdocio

María: Las Madres de la Cruz (madres espirituales) son mis doncellas que, unidas a mí, renovarán el sacerdocio. Su «fíat» para ser almas víctimas se perfeccionará con mi «Fiat». Sus vidas serán un paño santo que absorberá la Preciosa Sangre de Jesús. De esta forma, se convertirán en cálices vivos y puros llenos con la Sangre de Jesús. Ustedes vivirán sus vidas ocultas como yo, en oración, sacrificio y sufrimiento. Sus vidas ocultas, vividas en sus monasterios domésticos, serán una fuente de gracia para la santificación de los sacerdotes..  —13/6/09, Camino de unión #98 p.279. 

Hija mía, deseo que las almas participen en Mi crucifixión interior siendo UNA con Mi Madre. Es de esta manera que obtendrán la mayor cantidad de gracias para el mundo. 

Se acerca un tiempo de gran destrucción para el mundo; Mis mártires de amor ocultos son quienes el Padre usará para ayudar a muchos a ir a la Luz. Son Mis mártires de amor ocultos quienes poseen el poder de levantar Mi ejército de sacerdotes santos, necesario para la batalla decisiva que está muy cerca. Pequeños míos, ustedes están llamados a ayudar a formar a Mis mártires de amor a la perfección en Mí. Acepten Mi cáliz de amor y sufrimiento y sufran conmigo —UNO Conmigo— las penas de Mi Sagrado Corazón. Como un Padre que es todo amor, sufro las enfermedades de los corazones de Mis hijos, pero Mi mayor sufrimiento es que no me permiten tocarlos, a Mí que soy el Sanador de todos los corazones. Buscan la sanación en todas las formas excepto en EL ÚNICO que puede darles vida. Deseo que todas las Madres de la Cruz se unan con Mi Madre Dolorosa para obtener gracias para la humanidad. La salvación de muchos depende de su RESPUESTA. — 28/6/11, Camino de unión #132, p.352.

 

Como Madres de la Cruz, rueguen por mis amados sacerdotes igual que rezan por sus hijos. Den sus vidas por ellos igual que dan sus vidas por sus hijos. Sus voces (MDC) están unidas siendo una con Mi Madre ante el trono de Dios. Sus vidas unidas en María están derramando gracias sobre Mis sacerdotes. —9/11/08, Camino de unión #139, p.372.

 

Es el sufrimiento puro de las Madres de la Cruz el que Yo utilizaré para traspasar la aspereza de los corazones de mis hijos. Súfrelo todo con fe perfecta in Mi amor crucificado. —13/1/11.