Amor Crucificado

Comunidad Católica

Permitan que el Espíritu Santo utilice vuestro sufrimiento para entrar en Mi sufrimiento
 Expongan la oscuridad, serán perseguidos Conmigo. 

Has aprendido a sufrir Conmigo, permitiendo que el Espíritu Santo use tu propio sufrimiento para entrar en Mi sufrimiento. Por medio del oro del precioso arrepentimiento, tus corazón se ha purificado, lo cual te permite sufrir la enfermedad de los corazones de tus hermanos y hermanas Conmigo. Pero todavía existe el profundo sufrimiento de Mi persecución que debes sufrir Conmigo.

 

Estoy preparando sus corazones (el mío y de los MC) para este sufrimiento tan difícil. Cuando prediquen lo que yo deseo, serán condenados y perseguidos por muchos. ¿Beberás de Mi cáliz hasta la última gota, hija mía? ... Deben estar dispuestos a exponer con gran valor y amar la oscuridad que ha cegado a mis ministros y está asfixiando sus almas. Satanás tratará de silenciarlos, pero deben perseverar en humildad, pureza y amor como UNO con el Amor crucificado. Esta armadura que poseerán, siendo Una víctima conmigo, les protegerá y les dará el poder de Dios para luchar contra los principados de la oscuridad y ganar... Sean humildes y sométanse al plan de Dios. Les bendigo y les amo y les protejo. Vayan, por lo tanto, Mis humildes y levanten Mi ejército de santos sacerdotes, necesarios para proteger a Mi Novia en estos tiempos decisivos. —Mensaje de Jesús a Amor Crucificado29/3/11

 

David y Goliat
Mi pequeña, se acerca la hora. Tu posees la espada del Espíritu en la misión que se te ha dado. Mi familia de Amor Crucificado son Mis guerreros de amor que derrotarán al dragón en la batalla decisiva que se acerca. Prepárate para enfrentarte con este mal como David se enfrentó a Goliat. Conquistarás al dragón con tu pequeñez y pureza porque es Dios quien está contigo. No debes temer. Cree con la inocencia y el celo de David. Hija Mía, forma bien a Mi familia en las enseñanzas que te doy. Cada uno de ustedes debe también afrontar la batalla con cinco piedras. Primero, la piedra de la humildad,teniendo conocimiento perfecto de tu nada y de Mi poder y majestad. Segundo, la piedra de la pureza, pureza de mente, corazón, intención, palabra, y deseo... Tercero, sencillez, desprendimiento de todo, sobre todo de tu ego. Cuarto, confianza, perfectamente abandonada a Mi voluntad. Quinto, valentía, valentía enraizada en amor a Mí para ser perfectamente obediente a Mis órdenes. 

Estas piedras son sus armas para la batalla porque el dragón no será derrotado según los criterios del mundo sino a la Luz del Amor. Por lo tanto, familia Mía, prepárense para la batalla. Estén atentos a Mí  —Mensaje del 18/01/12, Camino sencillo #148, p.437