Amor Crucificado

Comunidad Católica

Misterios dolorosos

 

INTRODUCCIÓN

 

Quiero que seas "uno" conmigo. Quiero que seas como un espejo purísimo en donde se reproduzca la imagen de tu Jesús crucificado; como estoy en la Cruz así me quiero reflejar en ti; sólo préstate para tomar mi imagen, y como Yo estoy así quiero que tú estés: coronada, azotada, clavada, desolada, traspasada, desamparada. Medita una a una todas estas cosas y sé mi retrato vivo para que mi Padre se complazca en ti y derrame gracias sobre los pecadores" —B. Conchita (Diario T. 5, p. 109, abril 6, 1895).  (Diario de una madre de familia, p.98).

 

Abandónense simplemente aceptando todo en la forma en que se les da... Entréguense por completo sirviendo a todos por amor a Mí. La misión irá adelante de acuerdo a Mi plan y a Mi Voluntad. Están llamados a ser amor sacrificándose completamente por Amor. Este simple abandono en cada una de las circunstancias en que les he puesto en sus vidas, producirá la fuerza oculta necesaria para vencer la oscuridad que cubre la tierra. Abandónense para amar a aquellos más cercanos a ustedes que les son más difíciles de amar. Besen cada mañana Mis pies traspasados y vayan como guerreros en misión a servir con amor, con paciencia, con ternura y lentos a la cólera (26/2/11). (Camino sencillo p.232)

 

 

1. ABANDONADO en Getsemaní

Fui abandonado por todos, excepto unos pocos, y Yo me abandoné a la voluntad de Mi Padre—Mi TODO. 

 

Me abandonaron Mis tres apóstoles amados en el Huerto de Getsemaní, pero Abba vino a consolarme por medio del ángel y vi a cada uno de ustedes, Mis discípulos del consuelo y la reparación.

Abandónense diariamente y con sencillez a Mi abrazo en la Cruz y nunca experimentarán el abandono porque lo tendrán TODO. Sufrí el abandono para que ustedes pudiesen entrar en la plenitud de la vida en la Santísima Trinidad, viviendo en el abrazo amoroso del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Les llamo, Mi familia de Amor Crucificado, a sufrirlo todo conmigo, para que puedan servirme de bálsamo para aliviar Mis dolores al ver a tantos de Mis hijos, especialmente Mis almas consagradas, abandonarme. Al mismo tiempo, siendo Mis discípulos reparadores, el sufrir de ustedes unidos a Mí, salva a muchos del fuego del infierno. (9/3/11) (Camino sencillo p.93).

 

2. FLAGELACIÓN: «Tienes el poder de sanar Mis heridas”

 

Mis heridas son los pecados de la humanidad. Los llevé a todos sobre Mi Cuerpo para sanarlos con Mi amor. Me has permitido sanar tus pecados a través de Mis heridas. Ahora, tu amor, que es uno con el amor de Dios, tiene el poder de sanar Mis heridas al recibirlas, una por una, en tu corazón. De esta manera sufrirás grandemente como uno con el Amor ... (30/11/10).

 

3. LA CORONA DE ESPINAS

 

La corona de espinas que ves en Mi cabeza en el Calvario representa las espinas que traspasaron Mi Corazón durante Mi vida y continúan traspasando Mi Corazón. Mi corazón fue torturado y destrozado antes de que comenzara Mi Calvario. Recibí las espinas de ingratitud, de negación, indiferencia, apatía, odio, rechazo, soledad ... ¿Puedes empezar a imaginar esto, hija Mía? El Dios, que tanto amó al mundo, no fue recibido y hasta el día de hoy sigue siendo rechazado por todos, excepto por un pequeño remanente. El amor no es conocido ni amado por la mayoría. Ten mi comunidad, que quiero usar para despertar al mundo al amor. Reflexiona sobre estas cosas... (26/2/11).

 

4. CLAVADO EN LA CRUZ

El camino de la cruz es solitario porque pocos caminan este camino. Ustedes están llamados a guiar a muchos en este camino que conduce a una nueva vida. Cuando me traspasaron los pies, bendije a todas las almas que vi andando por el ancho camino de la destrucción, atraídos por las pasiones de la carne y el mundo. Mi bendición, con Mi sangre, proporcionaron la fuerza que necesitaban para elegir el camino estrecho de la vida. También te vi a ti, y a los pocos que seguían Mis pasos, y te bendije y te sellé con Mi Sangre por perseverancia. Ahora te pido, Mi floreciente semilla de mostaza, que ayudes a guiar a muchos a salir del camino de la destrucción hacia el camino de la vida, especialmente a Mis queridos hijos, a quienes necesito para guiar a Mi pueblo hacia la seguridad de Mi Cruz. (1/3/11)

 

El amor de Dios extenderá el amor de ustedes más allá de sus capacidades físicas. La expansión de la tienda de sus corazones es un proceso muy doloroso. Tienen que elegir amar a los más difíciles de amar. Siempre deben elegir el amor, la paciencia y la ternura y nunca ceder a la ira y al resentimiento.

La ternura de Dios se manifestó a través de Mis manos. La gracia sanadora de Dios fue transmitida por Mis manos. Necesito que sean Mis manos y que transmitan la gracia sanadora de Dios a sus cónyuges, a sus hijos y a muchos otros. Es Mi ternura la que sana la aspereza y la dureza de los corazones. Irradien Mi ternura a través de sus manos. (1/3/11). (Camino sencillo p. 295)

Hijos míos, suban los peldaños desde Mis pies, por Mi costado y Mi corazón, hasta llegar a la mirada de Mis ojos crucificados.

Es Mi mirada la que les traspasará el corazón y sanará todo orgullo, amor propio y vanidad.

Es Mi mirada la que despertará sus corazones para amar al Amor mismo.

Es a través de Mi mirada crucificada que encontrarán el valor para continuar en el camino de la vida.

Es por medio de Mi mirada crucificada que recibirán las revelaciones del misterio del sufrimiento, que es el misterio del amor.

Es por medio de Mi mirada crucificada que desearán ser uno con la Víctima de Amor; desearán únicamente la Cruz; desearán la salvación de todos sus hermanos; se olvidarán de sí mismos y recibirán el poder del Espíritu Santo para dar la vida y ser Mi sacrificio de amor por la salvación de muchos (1/03/11) (Camino sencillo p53).

 

5. Jesús Crucificado, EN DESOLACIÓN

 

En tiempos de desolación es cuando tu vida tiene el mayor poder y fecundidad. En Mi desolación en la Cruz, Mi vida mostró con más brillo el amor de Dios Padre. Mi desolación hizo que Mi fe en Mi Padre irradiara su perfección. 

-Por medio de Mi desolación, di a luz a Mi Iglesia y a todos sus sacramentos. 

-Por medio de Mi desolación, di a luz a todos Mis hijos, Mis sacerdotes. 

-Por medio de Mi desolación, el Espíritu Santo amplió el corazón maternal de Mi madre para abrazar a toda la humanidad.

-Es en tus tiempos de desolación que el Espíritu Santo y Mi Madre desean unirte más íntimamente a Mí. 

-Es en tus tiempos de desolación que se te da la oportunidad y la gracia de sufrir conmigo.

-Es por medio de tu desolación que puedes llegar a conocer el dolor, el sufrimiento y el amor de Mi corazón.

-Es a través de tu desolación unida a la Mía que tu vida también tendrá la mayor fecundidad.

Mi desolación era tan importante para la salvación del mundo que el Padre quiso que Mi madre continuase sufriendo Mi desolación en la tierra. Con su sufrimiento de soledad Ella continuó Mi desolación y produjo y sigue produciendo una lluvia de gracias para el mundo.

Yo deseo que las almas que me aman vivan sus momentos de desolación unidas a Mí y completamente abandonadas al Espíritu Santo. De esta manera, Mi fuerza oculta adquirirá el poder de Dios para vencer a la oscuridad del mundo. Mi Cruz no es Mi cruz sin el poder de las desolaciones vividas con perfecta fe (2/3/11). (Camino sencillo p. 211)