Amor Crucificado

Comunidad Católica

Caná; Nuevas relaciones entre hombre y mujeres

Lourdes Pinto & P. Jordi Rivero – 12 deFebrero, 2015

Bodas de CANA, Juan 2:1-11 
Lourdes Pinto y Padre Jordi Rivero, Cenáculo 12/02/15

Nuevo hombre y nueva mujer
Las bodas de Caná contienen un profundo significado místico. En este sentido, los novios son Jesús y María, el nuevo Adán y la nueva Eva. Es por eso que Jesús la llama "Mujer" (cf. Génesis 2:20), tanto en Cana como en el Calvario. En ellos se revela la restauración del hombre y la mujer según la gracia de la redención. Jesús es el Dios-Hombre pero El quiso depender de María como madre y también como compañera en la redención.

Por petición de María, Jesús adelanta Su hora. Es, nos dice San Juan, el "tercer día", alusión a la resurrection. Comienza una nueva relación entre hombre y mujer. El primer milagro de Jesús trae gozo y comunión en el contexto de una boda. El eleva el matrimonio a la dignidad de sacramento, como signo visible de Su propia alianza esponsal con la Iglesia. Pero al mismo tiempo santifica todas las relaciones que están abiertas a Su gracia. Todas las relaciones son un maravilloso don y están llamadas a participar y manifestar de algún modo el amor de Cristo por nosotros.

Jesús es el novio que, según la tradición judía, debe proveer el vino. El vino alegra los corazones y facilita el compartir festivo. Simboliza el gozo de la nueva comunión entre personas, que es el fruto de milagro mayor: Jesús convierte el vino en Su propia Sangre Preciosa. El precio es la Cruz, la medida de Su amor. Este amor presenta una pregunta: =?¿Me amas tu así?, ¿Te unirás Conmigo en la Cruz? Nuestra respuesta determina nuestra relación con Jesús y el sentido de toda otra relación en nuestra vida. ¿Son comunión con el amor de Cristo?

Jesús y María son modelos de las relaciones entre el hombre nuevo y la mujer nueva. Él es el novio atento al corazón de su novia. Ella por su parte pide a todos que hagan lo que Él les diga. Jesús y María siempre se dan el uno al otro, sufriendo y gozando como un solo corazón. La relación entre ellos revela el significado de las palabras "Te amaré en la buenas y en las malas". La unidad de sus corazones los hace el equipo perfecto para el ministerio. Al unirnos con ellos, los cristianos somos un nuevo hombre, una nueva mujer llamados al amor puro y a llevar el gozo y la vida de Dios a todos. 

 

Las Seis Tinajas
Para la comunidad de Amor Crucificado, las seis tinajas representan nuestra vocación como almas víctimas. Están en la fiesta pero pasan desapercibidas, se mantienen ocultas. Son incapaces de producir vino y por lo tanto parecen inútiles para la necesidad actual. Son solo seis, sin embargo cada una de ellas tiene capacidad para 30 galones. Una vez que Jesús realiza el milagro, las tinajas, por si mismas inútiles, son capaces de proveer vino para todos. 

Nosotros, como almas víctimas insignificantes de Dios, hemos de ser vaciadas y purificadas para toda situación que Jesús nos quiera utilizar. Jesús en la Cruz nos une. Somos Su Cuerpo y Su Sangre. Nos dice: "Súfrelo todo Conmigo. Ya no somos dos sino UNO en Mi sacrificio de amor". Somos sus cálices que vertimos Su sangre con la nuestra sobre muchas almas trayendo la gracia sanadora de Cristo y nueva vida.

Mi sangre debiera derramarse como libación sobre el sacrificio y la ofrenda sagrada, que es la fe de ustedes, yo me siento dichoso y comparto su alegría. — Filipenses 2:17

 Yo ya estoy a punto de ser derramado como una libación, y el momento de mi partida se aproxima: 7 he peleado hasta el fin el buen combate, concluí mi carrera, conservé la fe 2 Timoteo 4:6-7.

Diario de una MOC

Permíteme llenarte con Mi Preciosa Sangre
Estoy preparando mis puros y santos vasos limpiándolos con Mi preciosa sangre. Estos cálices vivos serán llenados con mi preciosa Sangre cuando Yo los una al mensaje de la Cruz y sufran conmigo. Mi Sangre será derramada sobre mi Iglesia para lavarla a través de ellos. Les he dado la misión particular de lavar mi sacerdocio. «¡Ay de ti, Oh Jerusalén. ¿Cuánto tiempo pasará antes de que quedes limpia?'
Recibir mi sangre es recibir Mi sufrimiento, Mi amor y nueva vida... Como mis mártires de amor, sois llamados a sufrir conmigo para que puedan amar conmigo... Así se convierten en mis cálices vivos de gracia sanadora para muchos... (07/10/2010).


Llora Conmigo por Jerusalen
Cf. Lucas 23:26-31(profecía)
Lloren conmigo por Jerusalén. Las multitudes quedarán consternadas como por un ladrón en la noche... La justicia de Dios está sobre ustedes. La madera de mi cruz no está seca y tomara nueva vida con la sangre de Mis mártires. No lloréis por mí, sino por aquellos que no me ven, porque sus ojos han sido cubiertos por el engaño de Satanás. Tráerlos, hija Mia, siendo una con mi Madre, a los pies de la Cruz para que vean ante ellos la gloria de Dios. Dios Padre usará la sangre de Mis mártires, la hará una con Mi sangre para abrir los ojos de los ciegos durante el tiempo de la gran oscuridad. A través de tu sangre, sufriendo como UNA conmigo en el mensaje de la Cruz, se abrirán los ojos de muchos antes de que comience la batalla decisiva. (24/05/12) 



Proclama el Poder del Sufrimiento
Quiero que vivas con todo tu amor, con todas tus fuerzas, con todo tu poder, como Mi fuerza viva. Sufre conmigo en lo oculto de tu corazón. Llora conmigo por tus hermanos y hermanas, hijos e hijas. No te canses de vivir conmigo las penas por una humanidad que ha perdido su rumbo. Dios, en su infinita misericordia, bendecirá las multitudes a través de su remanente santo de almas víctima. No temas proclamar el poder de sufrir con la Víctima de Amor... Vive quien eres como Mi profeta de la luz. Permanece tranquila sabiendo que estoy contigo. Entra y busca refugio en Mí. (09/06/13)


Vasijas para el Rito de Purificación
El Evangelio nos dice que las tinajas eran para el "rito de purificación Judío" (Juan 2:6). Esto también tiene un simbolismo para nuestras vidas como almas víctimas. Nosotros, como vasijas de Cristo, recibimos los corazones sucios, heridos - almas para ser lavadas por nuestras lágrimas unidas a las de Cristo crucificado.

Una alma víctima voluntariamente escoge ser una con el Cordero de Dios degollado. Eligen llevar Mis heridas de amor. En esta unión perfecta de amor, reciben el poder de Dios para redimir y salvar almas conmigo. Muchos quedan limpios a través de las vidas de mis almas víctimas. Estas almas son las que verdaderamente se convierten en mi Cuerpo místico, y debido a esto, comparten en la redención de la humanidad. La salvación de las multitudes depende de la respuesta de mis almas víctimas (JN 6: 8, 9). Estos son mis santos cuyas túnicas han sido lavadas por la Sangre del Cordero de Dios y se han purificado a imagen y semejanza de Dios (1 Juan 3:3 / 7:14). (1/11/12) Fiesta de todos los Santos

Se nota el Vino Bueno, no las Tinajas
La gente no se fija en las tinajas que contienen el vino – se fijan en el "buen vino" (Juan 2:10). Esta es la alegría de un alma víctima. Nuestras vidas permanecen ocultas y desapercibidas, muchas veces no son apreciadas, sin embargo, las gracias que otros reciben de nuestro sacrificio puro de amor los lleva a reconocer a Cristo. Somos pobres almas víctimas pero, siendo uno con el Amor Crucificado y María, tenemos en abundancia la vida de Cristo para derramarla como una libación sobre las multitudes.

Preparen Mas Vasijas
También nos vemos en Jesús y María en este relato del Evangelio. Purificados por la Sangre del Cordero, somos mujeres y hombres nuevos, uno con el nuevo Adán y Eva, trabajando juntos y complementándonos mutuamente. También ayudamos a preparar más vasijas, almas víctimas, para ser derramadas con la Sangre de Cristo sobre las multitudes.


Prepárense para el Encuentro con la Justicia
Preparad el camino. ¿Preparad para qué? Prepárense para encontrarse con la Justicia (Dios). Amor (Dios) es Justicia. Se han estado encontrado con la misericordia, pero cada alma debe prepararse para encontrarse con la justicia. Ese día, ¿permanecerán en pie o serán barridos en Su justicia? Mi pequeñita, muy pocos están preparados para encontrarse con la Justicia. La mirada de la Justicia te condenara o abrazara en un instante. Pocos están preparados para encontrarse con la Justicia, la mirada de la Verdad. Mi comunidad de Amor Crucificado está llamada a ayudar a muchos a preparar el camino a través del Camino de Unión que les he confiado. Mis mártires ocultos de amor son un regalo de la Misericordia Divina para ayudar a muchos a estar preparados para encontrar a la mirada de la justicia... Mis víctimas ocultas de amor están preparando el camino a través del poder de su sangre unida a Mi preciosa Sangre que se derramada sobre muchos por la misericordia de Abba. Ustedes, mi familia, están ayudando a Dios preparar a nuestro pueblo para el encuentro con la Justicia. Les visitará como un ladrón en la noche y pocos están preparados. Tráeme almas víctimas porque la hora de la justicia está sobre ustedes y pronto llamará a tu puerta... Sean puros y Santos como Yo soy Santo. Vivan quienes son como mis mártires del Amor Divino, preparando las multitudes para el día grande y terrible. Preparen el camino como los nuevos hombres y mujeres vestidos con la túnica blanca lavada en la sangre del Cordero. Ustedes son Mi ejército blanco enviados al mundo para preparar el camino para el encuentro con la Justicia (Dios). (11/12/13)


Relaciones entre hombres y mujeres restauradas en la Cruz / Eucaristía
(tomado del Camino / 3-D-8)

"Voy a hacerle una ayuda adecuada" (Génesis 2:18).
La mujer debe "ayudar" al hombre y a su vez el debe ayudarla, primero que todo, por el solo hecho de "ser personas humanas". En cierto sentido esto permite al hombre y a la mujer descubrir su humanidad siempre de nuevo y confirmar la totalidad de su significado.
A medida que se restaura la dignidad de la mujer y llegamos a conocer y vivir la belleza y sensitividad de nuestros corazones, podemos ser una mejor "ayuda" para los hombres. Cuando hombres y mujeres vivan la comunión para la que Dios nos creó, nos podremos ayudar mutuamente a crecer en Cristo. Esto es esencial, no sólo para el matrimonio, sino para todas las relaciones entre hombres y mujeres. Este es también el principio que está detrás de las madres espirituales para sacerdotes.